Desde 1973 a su servicio
 
 
 
Energías Renovables

Energías Renovables

Desde 1973 al servicio de la Ingeniería


Se denomina energía renovable a la energía que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, unas por la inmensa cantidad de energía que contienen, y otras porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

En nuestra empresa realizamos proyectos en los que intervienen todo tipo de energías renovables, entre ellos los mas comunes son:

  1. Energía Solar Térmica
  2. Energía Solar Fotovoltaica
  3. Energía Geotérmica
  4. Biomasa
Energía Solar Térmica



La Energía Solar Térmica consiste en aprovechar el calor del Sol, mediante colectores solares, para producir agua caliente sanitaria y calefacció o climatizar piscinas.

En todos los casos, una instalación de energía solar térmica necesita del apoyo de un sistema convencional de energía (caldera de gas o gasóleo, bomba de calor, etc.).

Su uso puede ser un complemento interesante como apoyo a la calefacción en aquellos sistemas que utilicen agua de aporte a menos de 60°C (sistemas de suelo radiante o fan-coil). Asimismo es aplicable a caldeo de líquidos en industrias.

El suelo radiante es un sistema óptimo para trabajar junto con la energía solar. Consiste en unas tuberías que circulan bajo el suelo de la vivienda y tiene múltiples ventajas frente al sistema convencional de radiadores (el ahorro energético y el confort proporcionado).

Una aplicación muy interesante es la refrigeración mediante un sistema de absorción combinado con un sistema de energía solar térmica, pues en este caso la época de mayor demanda (verano) coincide con la de mayor producción.


Energía Solar Térmica Energía Solar Térmica Energía Solar Térmica

Existen diferentes sistemas de utilización de energía solar térmica:

Energía Solar Térmica Energía Solar Térmica Energía Solar Térmica
Ir Arriba

Energía Solar Fotovoltaica



La Energía Solar Fotovoltaica es la energía eléctrica que se obtiene directamente del Sol mediante paneles formados por células fotovoltaicas, empleando el efecto fotoeléctrico que permite convertir la luz solar en electricidad.

Durante las horas de insolación, los paneles fotovoltaicos producen energía eléctrica en forma de corriente continua que se almacena en los acumuladores. En los momentos de consumo energético, los acumuladores suministran a los receptores esta electricidad transformándola en corriente alterna.

Su uso está recomendado en viviendas, hoteles, refugios o explotaciones agrarias en entornos aislados que necesitan un generador para poder consumir electricidad, debido a la inexistencia de una conexión cercana a la red eléctrica.

Se desaconseja el uso de la fotovoltaica en viviendas donde ya existe conexión a la red nacional por cuestión de costes y de confort. Lo que sí puede hacerse, cuando se dispone de espacio, es realizar este tipo de instalaciones para la venta de la electricidad a la compañía eléctrica. Estas instalaciones están subvencionadas, y su utilización es una inversión de futuro para una familia, dado que la vida media de un campo fotovoltaico es de 30 años.

Existen diferentes tipos de paneles solares fotovoltaicos:

Energía Solar Fotovoltaica Energía Solar Fotovoltaica Energía Solar Fotovoltaica
Ir Arriba

Energía Geotérmica



La energía geotérmica aprovecha el calor del sol almacenado por el suelo para climatizar edificios y obtener agua caliente de forma ecológica. Utiliza una bomba de calor geotérmica que explota la capacidad del subsuelo para mantener una estabilidad térmica de unos 15ºC entre los 15 y 20 metros de profundidad.

Es la eficiencia energética en su máxima expresión: Se produce simultáneamente aire acondicionado, calefacción y agua caliente doméstica, con un consumo mínimo, gracias a la aplicación de una bomba de calor que aprovecha las características geotérmicas del subsuelo, y todo ello desde la misma unidad compacta.


Energía Geotérmica Energía Geotérmica Energía Geotérmica

El subsuelo mantiene una temperatura constante a lo largo de todo el año, independientemente de que sobre el suelo nieve o haga sol.

Aprovechando esta circunstancia puede instalarse una bomba de calor geotérmica. Son aparatos altamente eficientes. No utilizan la energía que consumen para producir calor, como las calderas, sino para mover el calor de un lugar a otro, según nos convenga, por lo que resultan mucho más eficientes que los sistemas de combustión.

Una bomba de calor es un sistema reversible, es decir, al mover el calor, puede sacarlo o meterlo en el recinto que deseamos. Un conjunto de tuberías enterradas en el subsuelo por las que circula agua ceden o extraen calor de la tierra para obtener refrigeración o calefacción según sea verano o invierno.

El aprovechamiento de la geotermia se basa en este principio. Una bomba de calor convencional generalmente intercambia el calor con el aire, es decir, absorbe el calor que hay en el aire o expulsa el calor al aire. La bomba de calor geotérmica utiliza el subsuelo para hacer ese intercambio. Dado que el subsuelo siempre está a unos 15ºC, es lógico pensar que resulta más fácil calefactar la vivienda partiendo de esos 15 grados que de la temperatura del aire exterior en invierno. La estabilidad de esta temperatura es la ventaja fundamental de este tipo de tecnología, que permite rendimientos considerables del equipo y, por tanto, los correspondientes ahorros energéticos.

El rendimiento de una bomba de calor geotérmica, en modo frío o calor, supera en un 50% al de un sistema tradicional de climatización mediante bomba de calor. En invierno, el rendimiento es elevado y constante sea cual sea la temperatura ambiente exterior.

Tipos de Sistema Geotérmico:

Ventajas de la geotérmica domestica:

Energía Geotérmica   Energía Geotérmica   Energía Geotérmica
Ir Arriba

Biomasa



El término biomasa es un concepto muy genérico que engloba la utilización de cualquier materia orgánica, de origen vegetal o animal, con la finalidad de generar energía, normalmente mediante combustión.

Con objeto de mejorar el rendimiento energético de los edificios, se están realizando proyectos de Calefacción con calderas de Biomasa. Con este sistema evitamos el gas y los paneles solares, consiguiendo mejor Calificación Energética.

La biomasa es muy extensa. Contiene todo tipo de materias: leña, residuos forestales, restos de poda, arbustos, residuos agrícolas (paja), residuos de industrias madereras, papeleras y agroalimentarias huesos de aceituna y cáscaras de frutos secos), estiércol, residuos sólidos urbanos, residuos de explotaciones agroganaderas y aguas residuales urbanas entre otros.

La mayor parte de estos componentes, por no decir la totalidad, puede utilizarse como combustible, ya sea de forma directa (quemándolos) o transformándolos a otras formas de combustible como biogás o biocombustibles.


Biomasa Biomasa Biomasa

Sus principales aplicaciones son la producción de agua caliente sanitaria, sistemas de calefacción, caldeo de agua de piscinas y procesos industriales.

En las modernas calderas de biomasa la alimentación del combustible está automatizada, disponen de limpieza automática del intercambiador y no se producen humos visibles. Las cenizas resultantes se compactan y se retiran solo 2 ó 3 veces por temporada.


Biomasa

Para su uso es necesaria la utilización de un silo de almacenamiento. El sistema de compactación de cenizas con que cuentan las calderas actuales evita la retirada frecuente de las mismas, reduciendo esta tarea a 2 o 3 veces por temporada.


Biomasa

Las más extendidas en la actualidad son las calderas y estufas a base de pellets. Los pellets son pequeñas capsulitas fabricadas a partir de un material prensado parecido al serrín, que tiene su origen en desechos forestales y de la industria de la madera. Están deshumidificados y prensados con el objetivo de optimizar su volumen para un más sencillo transporte y almacenamiento.

La energía que contienen los pellets es alta en comparación con su bajo precio. Este tipo de estufas y calderas generaran el mismo confort con un ahorro del orden del 40-60% (según la zona considerada) comparándolas con una caldera a gas-oil.

La Biomasa es un combustible ecológico y renovable, que no contribuye al efecto invernadero. Los gases producidos en su combustión tienen mucho menor proporción de compuestos de azufre, causantes de la lluvia ácida, que los procedentes de la combustión del carbono. También se libera CO² a la atmósfera, pero éste CO² es el mismo que absorbió de ella durante su crecimiento.

Biomasa Biomasa Biomasa
Ir Arriba